Blogia
victor-juegos

god of war

god of war Trata sobre la historia de Kratos, un guerrero Spartan que creó el caos y la destrucción en la urbe de Athenas y que esta bajo el servicio e influencia de Ares, el despiadado dios de la guerra. En un momento de intensidad despierta del control de Ares y se impone como meta tomar una terrible venganza y destruir a la oscura deidad, pero para eso debe buscar y encontrar el único ítem capaz de llevar a cabo monumental acto de homicidio: La Caja de Pandora, una reliquia de inmenso poder y misterio. El camino de la venganza lleva al protagonista de la historia (nótese que ni por equivocación lo llamo "héroe") a la destruida ciudad de Athenas, en un templo lleno de trampas, destruyendo a legiones de no-muertos y a bestias mitológicas para eventualmente enfrentarse cara a cara con Ares con la ayuda de sus espadas unidas en cadenas, las Blades of Chaos, que van tomando fuerza con el transcurso de los hechos.

¿Qué tiene de especial God of War? La respuesta a eso -como si la introducción de la trama no fuese suficiente...- sin tomar en cuenta los espectaculares gráficos, el nivel técnico que derrocha, y los geniales efectos especiales junto a una banda sonora de ensueño, reside en el sistema de juego que, por lo que me he encontrado en la demo, es de lo mas variado que se puede ver en un videojuego. Los puzzles serán un área muy importante en esta obra, lo cual se aleja de lo que por lo general nos encontramos en los videojuegos últimamente. Una de las razones por la cual el juego lleva tanto tiempo de desarrollo es que los enigmas están siendo realizados y programados cada uno por separado, de tal forma que nunca encontrarás la misma situación dos veces mientras lo juegas. Al tratarse de una aventura lo mínimo que se puede pensar es que nos encontraremos un desarrollo lineal. Pues la gente de Sony CEA Santa Monica, en especial su responsable, David Jaffe (el mismo del adictivo Twisted Metal Black), se están encargando de alejarse de ese característica del genero, aumentando considerablemente la exploración y el modo de ejecutar la acción. En resumen, los puzzles y los niveles tienen varias soluciones y caminos, los secretos están escondidos por doquier y las habilidades / combos que irás ganando a lo largo del juego son bien sustanciales.

El combate en God of War también es remarcable, combinando elementos de Castlevania: Lamente of Innocence (la unión de las Blade of Chaos tiene similitud con el látigo Belmont) y de Devil May Cry (los ataques se pueden combinar y encadenar de muchas maneras, creando largos y muy espectaculares combos) con incluso elementos de wrestling (por las llaves que pueden realizarse), siempre terminando en desmembrar alguna parte del enemigo, y si es posible usarlas como armas. Un ejemplo de esta última parte es cuando te encuentres con las medusas, luego de debilitarlas deberás tomarlas y tras una combinación del mando -un mini game en que debes presionar los botones conforme aparezcan en pantalla- le arrancaras la cabeza y ya todos sabemos lo que se puede hacer con una "medusa head".

La historia es oscura, la atmósfera es aun más oscura y realmente puedes sentir el deseo y la agonía de venganza que vive el personaje, identificándote con la forma brutal y desgarradora con la que lleva a cabo su tarea; el sentido de escala e inmersión que se experimenta es difícil de explicar, sintiéndote parte de una verdadera cruzada épica donde tienes completo control y no solo eres un semi/espectador. Al terminar la demo sentí aquello que se vive luego de pasar un gran juego, y eso que se trata de solo un aperitivo... el juego promete, y mucho, y a ese camino todo indica que lo lograrán. En el mundo del video juego siempre han existido títulos que han dejado en nuestro interior un gran recuerdo, allí donde hemos podido vivir las más afamadas hazañas. Hoy, gracias al buen hacer de Sony América (SCEA), tenemos God of War, un juego no esperado. Capaz de acabar con mitos del género como: Devil May Cry, mejorando su gran modo de combate ó Príncipe de Persia con grandes y entretenidos puzzles. Para aquellos que aún no lo han probado, he de deciros que God of War mezcla de forma muy acertada lo mejor de grandes títulos, dándole un toque muy personal y convirtiéndolo en un título de por sí diferente a todo lo visto.





En tiempos lejanos, existía un gran guerrero llamado Kratos, comandante del más temido ejército Espartano. En sus innumerables batallas por los confines del mundo era conocido por sus crueles ataques, que lo llevaron a lo más alto. Aunque poderoso, su ejército nunca consiguió acabar con los Bárbaros, una raza inusualmente poderosa cuya fuerza y brutalidad podía acabar con cualquier ejército. En su afán por la victoria, Kratos invocó al dios de la destrucción Ares, ofreciéndole su alma a cambio de la de sus enemigos. Esta fue su perdición pues Ares le ordenó cumplir durante casi una eternidad sus violentas órdenes. Una vez roto el pacto, Kratos intentó volver a su anterior vida, pero las pesadillas de sus torturas y destrucción lo llevaron a la locura, solo un golpe de suerte y la muerte de Ares acabarían con todo esto.

Esta es la historia que se nos narrará durante la aventura en pequeñas escenas cinematográficas, mostrando un mundo de mitología Griega, donde Kratos ayudado por grandes dioses intentará acabar con la ira de Ares dios de la guerraDurante nuestro largo recorrido lucharemos con tremendos monstruos, entre los que estarán Hidras, Minotauros, Cíclopes, Cancerberos, Gorgonas y Centauros , junto a un sinfín de antiguas razas que intentarán acabar con la vida de nuestro gran guerrero. Kratos poseerá dos armas divinas para su batalla, la primera de ellas es La cuchilla del Caos, un arma doble que otorga gran velocidad y destreza aquel que las posee. Con ellas podremos realizar enormes combos combinando los botones de ataque, que bien realizados, fulminarán a cualquier espécimen que nos aparezca. La espada, el arma oculta tras la caja de Pandora, destructiva y poderosa solo útil en los ataques a corta distancia. Todas las armas irán ganando fuerza, conforme las subamos de nivel, utilizando para ello las almas de los enemigos caídos.
Para acabar con el último aliento de los grandes monstruos mitológicos, utilizaremos un ataque en forma de combinación de botones que se nos irá mostrando en pantalla (mini-juegos), diferente para cada uno de ellos. Por ejemplo, para destruir al Minotauro tendremos que agarrarlo con el círculo en el momento adecuado y pulsar después muy rápidamente este botón hasta atizarle con el golpe final.

Unos movimientos precisos de nuestros ataques y saltos, otorgan a Kratos un control preciso, para el que utilizaremos todos los botones de nuestro mando, cubriéndonos, realizando magias, etc. No os alarméis puesto que con un pequeño periodo de aprendizaje lograréis controlarlo de forma tremendamente intuitiva. En las fases en las que se desarrolla la acción, encontraremos momentos muy diferentes donde tendremos que dar saltos, agarrarnos a lianas e incluso subir por finos desfiladeros.





Kratos será apoyado en su lucha contra Ares por grandes dioses de la mitología Griega como: Poseidón, Hades, Artemisa, Atenea, Zeus y Afrodita. Cada vez que encontremos a uno de ellos se nos otorgará una tremenda magia, que podremos ir ampliando en nuestra aventura, como por ejemplo el destructivo rayo de Poseidón o la habilidad de convertir en piedra con la cabeza de Medusa. Para realizarla dispondremos de una barra de magia que liberaremos utilizando el botón R3. Está claro que han sido bendecidas con el poder de los dioses, siendo de gran ayuda en momentos de desesperación.

Estamos ante un título de una ajustada dificultad, donde si no estamos atentos en cada segundo de nuestra lucha, podremos ser destruidos por cualquier enemigo, algo común a otros títulos de igual género. Esto no ha de asustarnos, ya que el juego no es un imposible, con destreza y gracias a la facilidad de manejo de nuestro protagonista, no nos atascaremos lo más mínimo. Para mi la dificultad que posee, consigue darle longitud a God Of War sin hacer pesadas ninguna de las batallas míticas que encontraremos.
Desde el principio seremos atraídos por su terrible adicción, fases variadas, encarnizadas luchas, todo ello ambientado en un extenso y variado mundo donde nos esperan lugares que investigar, y en los que tendremos que descubrir pequeños puzzles que nos abrirán ocultos caminos. Los puzzles aunque algo simples resultarán entretenidos, basándose casi todos en el movimiento de grandes objetos que desplazaremos con nuestra fuerza.

La historia que se nos narra durante nuestra aventura, ayuda a mantenernos inmersos en nuestro afán de encontrar nuevas aventuras y hasta descubrir nuestro máximo poder, necesario para acabar al fin con el dios de la guerra.
Nada ensombrece a God of War y mucho menos el apartado técnico. Jamás he visto un título en el que cada uno de sus apartados tenga un acabado tan espléndido en Ps2. Grandes entornos donde se dan cita miles de personajes, animaciones y reflejos, moviéndose con total soltura sin pérdida de “frames”. Caminaremos por escenarios de una gran riqueza gráfica ambientados en lugares pintorescos como: El Mar Egeo, Atenas, El Desierto de Las Almas Perdidas o el Monte del Olimpo .

Los diseños en su totalidad son grandiosos, haciendo que cada personaje bueno o malo de la antigua mitología, tenga un aspecto impecable; tanto es así, que ya en nuestra primera lucha contra Hidra, podremos ver el enorme potencial que posee este juego, mientras luchamos con las tres tremendas serpientes.
En lo referente al apartado sonoro, cabe destacar unas melodías increíbles, capaces de ambientar perfectamente cada momento de la aventura, otorgando un toque épico y clásico a la misma vez. Las composiciones forman parte de la una de las grandes bandas sonoras creadas para un video juego, merecen ser escuchadas por separado. Conforme al doblaje podemos estar tranquilos, pues se han esforzado en que las voces del semidiós Kratos y el resto de personajes luzcan al más alto nivel, algo a lo que por desgracia no nos tienen acostumbrados.
Si por algo tenemos que pegarles un tirón de orejas a los de Sony, es por no traer el ya necesario selector de 60 Hz, algo imperdonable, pues hace que no esté el juego tan fluido como en su versión original

Estamos ante un título que ha sabido mezclar grandes cosas de otros, pero de qué forma, pues consigue que sólo veamos pequeños reflejos de otras aventuras. Miles de ataques que desbloquear, tremendas magias, un toque muy adulto y el buen hacer de sus creadores, hacen vislumbrar el nacimiento de una obra maestra. Para mi, lo más importante de este aspecto, es que la aventura te hace sentir esa sensación de antaño, donde las grandes obras maestras con gráficos en 2D surcaban el mercado de los videojuegos.
Algunos quizás por su similitud con otros títulos en determinados detalles, le quitarían puntos por la originalidad, pero para mi no es así, ya que han conseguido dar un giro de tuerca más a este género.
Solo cabe decir que existe un antes y un después de God of War en el catálogo de Ps2. Un título indispensable, de los pocos hechos en exclusividad para adultos, con toques sangrientos, sexuales y alguna que otra sorpresa más, que hará las delicias de los amantes del género. Solo cabe recomendar encarecidamente este título alzándolo a la categoría de obra maestra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres